Máxima sanción para 12 hinchas desadaptados: Multa y no podrán ingresar a estadios


Ciudadsur

Medellín / 23 de marzo de 2016

Tras los incidentes en el pasado clásico antioqueño y que dejaron varias personas heridas, las cámaras de seguridad instaladas en el estadio Atanasio Girardot permitió identificar a los primeros doce hinchas verdes. La Alcaldía de Medellín anunció una multa de $13.789.080 y durante tres años no podrán a ningún espectáculo deportivo.

El alcalde de Medellín Federico Gutiérrez Zuluaga fue contundente: “estos actos vandálicos queden en la impunidad” y luego de un consejo de seguridad, el mandatario dio a conocer las sanciones, las primeras de este tipo dentro de la Ley del Deporte.

La multa de 20 salarios mínimos legales mensuales vigentes, equivalentes ($13.789.080), deberá ser  cancelada a favor del Coldeportes dentro de los próximos cinco días. Sin embargo las barras organizadas de ambos equipos pidieron individualizar y judicializar a los responsables.

El secretario de Seguridad, Gustavo Villegas, también advirtió que “una de estas personas habría causado lesiones personales a un hincha de su mismo equipo, en el municipio de Itagüí”, de donde proviene una de las barras implicadas en los disturbios al interior de la tribuna oriental. Por su parte la barra Los Del Sur denunció que un bus donde se trasladaban aficionados hacia San Antonio de Prado fue atacado con piedras y varios hinchas fueron heridos con arma blanca. 

 “Yo lo que he pedido es que seamos contundentes. Que haya multas por daños a bienes y que estas personas no vuelvan a ingresar al estadio a dañar la fiesta que vivimos la gran mayoría de hinchas”, expreso el alcalde Gutiérrez Zuluaga.

En un comunicado, la barra del Deportivo Independiente Medellín, rechazó lo sucedido y ratificó su compromiso con los procesos de cultura y convivencia en el fútbol, mientras que su par del Atlético Nacional ofreció disculpas por el comportamiento de algunos de sus integrantes, pero indicaron que fueron sus líderes los que evitaron el robo de algunas banderas y que los incidentes fueran mayores.

Pese a tres incidentes durante y después del clásico, la Alcaldía de Medellín indicó que hubo un buen comportamiento por parte de las dos hinchadas y advirtió que los trabajos pedagógicos con las barras se mantienen y desde ya se confirma que el próximo clásico, entre Nacional y Medellín, se jugará con la presencia de aficionados rojos y verdes.

Fotos: Cortesía

@prensaciudadsur