Útiles muy útiles

Con cada inicio de la temporada escolar llegan también las preocupaciones para los padres de familias, quienes después de las fiestas decembrinas deben invertir en largas y costosas listas de útiles para que sus hijos ingreses a sus jornadas escolares. En Caldas, Envigado e Itagüí, miles de niños y jóvenes reciben por estos días su kit escolar.

Emanuel Correa fue uno de los primeros en llegar al coliseo del Polideportivo Sur de Envigado. En compañía de su madre esperaba recibir esa maleta color naranja que tenía en su interior sus cuadernos, lapiceros, reglas y demás cosas necesarias para ir al colegio. “Son muy chéveres, hay que cuidarlos mucho”, dijo feliz cuando los recibió.

Pero la dicha no solo era para los más pequeños, el kit escolar se convierte en un gran alivio económico para los padres de familia. Mabel Pérez, madre de tres hijos en edad escolar, explicó que de no ser por la entrega de útiles, sería difícil cumplir con los requisitos del colegio. “Yo soy madre cabeza de familia y esto es un gran aporte, cada año son mejores y más útiles”, aseguró.

Según el alcalde Raúl Cardona, el año pasado solo se beneficiaron los estudiantes de primaria, por lo que en este se invirtieron 517 millones de pesos para llegar a 16.437 estudiantes de primaria y bachillerato.

En Itagüí, la Alcaldía también recorre las 23 instituciones educativas públicas entregando 34 mil elementos básicos para estudiantes, para lo cual que necesaria una inversión de 1.266 millones de pesos. En este municipio, los padres de familia aplaudieron que los kit fueran entregados a tiempo dado que en años anteriores la entrega se hacía en marzo cuando los padres de familia ya habían comprado los útiles.

 

En Caldas, los útiles son amor

En Caldas la historia es diferente. El poco presupuesto con el que cuenta el Municipio dificulta la inversión para comprar útiles y entregarlos a sus niños y jóvenes, sin embargo el alcalde Carlos Durán y su esposa, Luz Janeth Ortiz, Primera Dama, iniciaron una campaña de donación de cuadernos y demás elementos entre funcionarios públicos, comerciantes, bancos y demás comunidad.

La acogida ha sido tal que ya los estudiantes de 19 instituciones educativas han sido beneficiados, especialmente las ubicadas en las veredas. “Lastimosamente cuando bajaron al Municipio de categoría, el presupuesto disminuyó considerablemente; sin embargo, no quisimos quedarnos quietos porque sabemos de las necesidades de nuestros niños y jóvenes campesinos. Ha sido un proyecto muy bonito”, explicó el mandatario local.

La Chuscala, Santísima Trinidad, Federico Ángel, Inmaculada, Andalucía, La Miel, El Cano, Gabriel Echevarría, Cardalito, Maní del cardal, El Sesenta, Primavera, Sinifaná, La Clara, Salinas, San Francisco, Darío Gutiérrez y la Claudina Munera, colegios a donde llegan centenares de niños provenientes de veredas lejanas y que difícilmente podrían contar con sus útiles, hoy llegan a los salones con lo necesario para cumplir sus sueños.     

REDACCIÓN CIUDAD SUR

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.