Metroplús devela el pasado de Itagüí y Envigado

Desde que se iniciaron los trabajos en la pretroncal del sur del sistema de transporte en los tramos de Envigado e Itagüí, los trabajadores se han encontrado con varios tesoros enterrados. Se trata de vestigios arqueológicos que dan cuenta de varios periodos históricos del sur del Valle de Aburrá, sus habitantes, costumbres y urbanismo.

Herramientas de piedra, lozas, pozos de agua, andenes, o sus fragmentos revelan el pasado de nuestras poblaciones. Pero, ¿qué tan normal es hallar este tipo de elementos? Según Juan Pablo Díez, director de la Corporación SIPAH de Itagüí y responsable del plan de manejo arqueológico de Metroplús en el sur, todo el Valle de Aburrá está construido sobre suelos que guardan grandes secretos históricos, pero advirtió que no todas las obas públicas ni privadas cumplen con las normas establecidas para preservar y recuperar el patrimonio histórico y arqueológico de la nación.

“Tenemos una ventaja con Metroplús y es que en las obras que se desarrollan actualmente, ha sido juicioso a la hora de cumplir norma y preservar los hallazgos que nos pueden dar elementos sobre cómo se vivía en nuestro territorio desde la época prehispánica hasta la colonia y época de la república”, explicó.

Ha sido tal el impacto de los hallazgos que muchos de los obreros se han ofrecido a hacer parte del equipo arqueológico, encargado de la recuperación de cada uno de los elementos encontrados durante la construcción de los tramos. “Eso sí, no falta el que espera encontrar una guaca indígena”, dice entre risas Díez.

Aunque con cada hallazgo, los trabajos de Metroplús se deben suspender hasta adelantar la recuperación, el arqueólogo explicó que esto no implica parar toda la obra, sino en el punto específico del suceso. Por ejemplo, en Envigado, en el tramo 2A que consta de un kilómetro aproximadamente, se han identificado más de 30 puntos que cuyo rescate ha tomado cerca de dos meses en el lugar puntual del hallazgo-

Todas las piezas encontradas son objeto de análisis para determinar su edad y el periodo al que pertenecen. Se espera que al finalizar la construcción de los tramos en Itagüí y Envigado, la empresa de transporte haga difusión a través de una publicación, una exposición de museo u otros medios que permitas conocer la historia que se esconde bajo el suelo y que poco a poco se ha ido develado.

 

ITAGÜÍ

Pozo de aguas

En el barrio Artex de Itagüí, detrás de Comfama, a orillas de la quebrada Doña María, fue hallado un pozo para la extracción de agua que se filtra por el nivel de la quebrada. Una estructura de adobe macizo estriado de dos metros de profundidad, el cual contenía cinco recámaras y un pozo vertical que servía para la extracción de agua de esta, la principal quebrada del municipio. La estructura es considerada como un hallazgo histórico de carácter inmueble (Mediados del Siglo XX)

 

Casa de tapia

Una vieja casa de tapia, ubicada en la calle 50 con carrera 53, en la entrada del barrio El Rosario y en la que funcionaba un monta llantas,  fue el segundo hallazgo histórico en Itagüí. Una construcción que pasaba desapercibida para todos los transeúntes, guardaba en su interior grandes secretos del pasado de Itagüí. Su material y forma constructiva permitieron hallar, tras su desmonte, fragmentos de cerámica indígena, herramientas de piedra y loza antigua.

 

Subsuelo prehispánico

Al ser construida en tapia, esta casa antigua no provocó la alteración del subsuelo, permitiendo un hallazgo prehispánico, es decir, de la época indígena antes de la conquista. En este suelo se hallaron indicios humanos del siglo X después de Cristo, unos 521 años antes de la llegada de los españoles.

 

Las Américas

En la zona de la urbanización Las Américas, donde antes estaba ubicada una escuela y luego una base militar, se ubicó un yacimiento arqueológico en el suelo sepultado. Semillas, herramientas y cerámica, hacen parte de los hallazgos. Sin embargo aún no se ha determinado la edad de estos elementos.

 

 

ENVIGADO

Acequias

Una gran estructura de adobe bajo la tierra llamó la atención de los transeúntes hace pocos días en Envigado sobre la carrera 43A con la calle 38 sur, por su tamaños y forma. Algunos especulaban con la existencia de un túnel, mientras otros hablaban de un antiguo sistema de alcantarillado. Hasta el momento se han identificado 26 estructuras para la conducción de aguas (acequias) limpias y negras, de seis diferentes tipos debido a su tamaño, profundidad, organización y materia prima. Tres de ellas resaltan por su gran tamaño al ser construidas con adobe macizo liso.

 

Paso peatonal

El pasado 28 de abril, los arqueólogos de Metroplús encontraron lo que sería un reducto del andén en la 43 A. Al ser de adoquinado en barro, podría tratarse de un paso peatonal de la época de la colonia en el periodo de la República e inicios del Siglo XIX.

 

Suelo orgánico

En el tramo 2A en Envigado se han encontrado hasta la fecha 32 puntos con vestigios arqueológicos prehispánicos y del periodo histórico. Fragmentos de loza, vidrio artesanal, elementos metálicos, espolones de rieles que podrían dar cuenta del viejo tranvía, hacen parte de los hallazgos en la capa negra orgánica del suelo y que en algunos puntos no sufrió alteraciones producto del desarrollo urbano del municipio.

 

 

 

Alejandro Calle Cardona

Fotos: Sipah