Medellín recibe el mejor regalo de cumpleaños: un planeta llevará su nombre

366272 Medellín, así fue bautizado el planeta menor descubierto por el profesor antioqueño , durante una ceremonia en el Paraninfo de la Universidad de Antioquia. Este es el cuarto planeta descubierto por colombianos.

PUBLICADO 02 NOVIEMBRE 2016

El planeta fue hallado el 30 de marzo de 2003 en el Cinturón Principal de Asteroides, a una distancia perihélica del Sol de 2,85 Unidades Astronómicas entre las órbitas de Marte y Júpiter, tras 350 horas de trabajo científico.

A esta lista se suman los nombres de Julio Garavito Armero, el científico que aparecía en el antiguo billete de 20 mil pesos; Jorge Zuluaga, el reconocido astrofísico de la Universidad de Antioquia y Antonio Bernal, exdirector del Planetario de Medellín.

El bautizo coincidió con el cumpleaños 341 de Medellín como ciudad y se convirtió en uno de los mejores regalos para sus habitantes e historia.

Este es un fragmento de la entrevista realizada recientemente al profesor Ferrín por la oficina de comunicaciones del Parque Explora.

¿Qué es un planeta menor? ¿Es lo mismo que un planeta enano como Plutón o es más cercano a un asteroide?

Los planetas mayores son redondos y los menores no son redondos, y tienen órbitas que pueden ser diferentes. Es simplemente una distinción de tamaño y de órbita también.

¿Cuántos de estos pueden haber en nuestro Sistema Solar?

Planetas mayores hay ocho, desde Mercurio hasta Neptuno, pero planetas menores hay 700 mil. Es increíble pensar en que justo en este momento más de 700 mil objetos le están dando la vuelta al Sol, y los que nosotros descubrimos han sido dos relativamente pequeños porque ya los grandes han sido descubiertos.

¿Cómo fue el hallazgo de este planeta? ¿Cuánto tiempo le tomó, cuántas personas participaron? 

El proyecto se inició en el año 2003 cuando un estudiante se me acercó y me pidió una tesis de grado, así que decidimos hacer una búsqueda de objetos dentro del Sistema Solar, y en un plazo de seis meses descubrimos 10 objetos. Entonces la Unión Astronómica internacional, que tiene que ver con todos estos descubrimientos, le permite a los autores ponerles los nombres, y nosotros decidimos ponerle un nombre muy especial - en el afiche del evento hay una pista...nos encanta ponerle un poquito de suspenso-. 

¿Cuál es la importancia de que los científicos identifiquen estos cuerpos? 

En ese plazo de seis meses descubrimos 10 y la característica de todos ellos es que están entre las órbitas de Marte y Júpiter. El que vamos a nombrar mañana tarda seis años en darle la vuelta al Sol, mientras que nosotros tardamos un año él tarda seis porque está más lejos. Es muy pequeño, probablemente de unos 250 metros, así que básicamente es una piedra grande que gira por el espacio.
A pesar de su poco tamaño, estos objetos no pueden ser desestimados pues algunos representan un peligro para nuestro planeta. Por ejemplo, si el objeto tiene aproximadamente un kilómetro de tamaño y llegara a chocar contra la Tierra, la energía que tendría sería prácticamente la misma que la de la bomba de hidrógeno de Hiroshima. De esos 700 mil hay unos 4 mil que representan un peligro para nuestro planeta y que están siendo observados con gran precisión y cuidado para ver si podría llegar a ocurrir un impacto de esa naturaleza, que podría ser catastrófico. 

¿De dónde nace su afición por la búsqueda de cuerpos menores? 

Nosotros somos científicos, y a los científicos siempre nos gusta investigar las cosas más extrañas del universo. De manera que desde niño siempre tuve una afición por la ciencia y por fortuna ese sueño se está realizando actualmente en la Universidad de Antioquia. Entonces este hallazgo simplemente se originó porque teníamos el equipo para ello, teníamos el telescopio Schmidt de un metro del Observatorio Nacional de Venezuela. Así que básicamente tú solo necesitas el equipo y saber cómo manejarlo, pero ese saber cómo manejarlo te toma un aprendizaje, una maestría, un doctorado, una licenciatura para poder cumplir con los requisitos técnicos, científicos y matemáticos necesarios. Y nosotros teníamos todo eso. Pero como te digo no es sencillo.

Fotos: Cortesía Planetario Medellín