Envigado no soporta más hurtos

El temor y la zozobra se apoderan de los habitantes de Envigado debido a los constantes robos en varios sectores del municipio. Sin embargo el retén montado por hombres armados en la Loma de El Escobero y el posterior hurto a varios vehículos, provocó que la comunidad protestara y exigiera medidas de seguridad efectivas. La Alcaldía anuncia nuevas estrategias pero aduce falta de policías en el municipio.

Eran las ocho y treinta de la noche del jueves primero de diciembre y al ver a la distancia lo que ocurría, Mónica Botero le pidió a su hijo que retrocediera de inmediato y evitar ser robados, pero los ladrones reaccionaron y dispararon contra el vehículo. "Eran diez los hombres encapuchados que pusieron troncos para obstruir la vía", dijo en un mensaje de audio.

Una de las víctimas relató que dos hombres encapuchados pararon el carro y los hicieron bajar: “Nos quitaron todo. Cuando miramos al frente observamos que tenían bloqueados otros cuatro carros con unos troncos. Toda la gente estaba tirada en el piso boca abajo”. 

Pero este no ha sido el único caso. En redes sociales son constantes las denuncias de hurtos en todos los sectores del municipio y a diario sus habitantes claman por medidas urgentes.  “El mejor vivedero se volvió un fortín para malandros y forasteros y nadie dice nada y no se toman medidas. El alcalde cree que con los policías que tiene es suficiente, se necesita acciones, planes, expertos en seguridad, no personas sin experiencia que vienen a probar suerte en cargos de decisión”, dijo molesta Claudia Patricia Muñoz, habitante de Envigado.

 

Por su parte, tras un consejo de seguridad extraordinario la Alcaldía de Envigado y la Policía anunciaron medidas de seguridad en el sector, entre las que están un puesto de control permanente de la Policía Militar, presencia de la Policía Metropolitana con dos nuevos cuadrantes y una red de comunicación ciudadana para denuncia cualquier caso de inseguridad.

¿Pero qué pasa con la seguridad de Envigado? A pesar de no presentarse un número de alto de homicidios,  en diálogo reciente con CIUDAD SUR, Juan Manuel Botero Betancur, secretario de Seguridad y Convivencia, explicó que los hurtos siguen siendo la mayor preocupación, pero advierte que lo que afronta el municipio es un fenómeno que está afectando a todo el Valle de Aburrá.

“Se aprecia un incremento en el accionar de las organizaciones delincuenciales que va facilitado por factores estructurales como una legislación muy laxa y garantista, un sistema judicial colapsado y el hacinamiento en las cárceles, entre otros. A ello se suma el reacomodamiento de las estructuras criminales que se disputan las economías ilegales, que siguen siendo muy lucrativas”, explicó el funcionario.

Según las cifras, hay incremento en el hurto a personas del 25% con respecto al año anterior, aunque hay una reducción al hurto a residencias 24%, a vehículos en un 5%, a motos en un 7% y a comercio en un 13%. El Escobero, la Avenida Las Vegas, Alcalá, La Magnolia y San Marcos, son los sectores con mayores denuncias y en los que las autoridades enfocaron las medidas de seguridad.

“Estamos implementado un plan de choque para contrarrestar las acciones criminales a través de puestos de control y patrullajes con personal del Ejército, instalación de cámaras de seguridad y alarmas comunitarias, creación de frentes de seguridad y el desarrollo de campañas de prevención. Pero lo que más nos preocupa es que Envigado solo cuenta 40 agentes de Policía por turno”, indicó el alcalde Raúl Cardona.

Pese a los constantes llamados al Gobierno Nacional y la Policía Nacional para aumentar el número de efectivos y contrarrestar el accionar criminal, el mandatario asegura estos no han sido escuchados. Los operativos del Ejército y la Policía se hacen más constantes en algunos barrios, sin embargo los envigadeños manifiestan cada vez más su temor a la hora de caminar por sus calles y parques.

@prensaciudadsur